sábado, 17 de octubre de 2009

Clasificación de las proposiciones moleculares.

Las proposiciones moleculares, según el tipo de conjunción que llevan, se clasifican en conjuntivas, disyuntivas, condicionales y bicondicionales; si llevan el adverbio de negación “no” se llaman negativas.


• Las proposiciones conjuntivas:

Llevan la conjunción copulativa “y”, o sus expresiones equivalentes como “e”, pero aunque, aun cuando, tanto…como…etc.

En las proposiciones conjuntivas no es necesario que sus proposiciones componentes estén relacionadas en cuanto al contiendo; es suficiente la presencia de la conjunción “y”.


• Las proposiciones disyuntivas:

Llevan la conjunción disyuntiva “o” o sus expresiones equivalentes como “u”,”ya “ etc. En español la disyunción “o” tiene dos sentidos: Uno inclusivo o débil y otro exclusivo o fuerte. La proposición disyuntiva inclusiva admite que las dos alternativas se den conjuntamente: La proposición disyuntiva exclusiva no admite que las dos alternativas se den conjuntamente.


• Las proposiciones condicionales:

Llevan la conjunción condicional compuesta “si…entonces…”, o sus expresiones equivalentes como “si, siempre, que, etc.”.

Toda proposición condicional consta de los elementos: antecedente y consecuente. La proposición que sigue a la palabra “si” se llama antecedente y la que sigue a la palabra “entonces” se denomina consecuente.


• Las proposiciones bicondicionales:

Llevan la conjunción compuesta “…si y solo si…”, o sus expresiones como “cuando y solo cuando”. Se caracterizan por que establecen dos condicionales, pero de sentido inverso. Por ejemplo, la proposición bicondicional “el triangulo equilátero si y solo si tiene tres lados iguales” establece dos condicionales de sentido inverso. En toda proposición bicondicional el antecedente es condición necesaria y suficiente del antecedente.


• Las proposiciones negativas:

Llevan el adjetivo de negación “no”, o sus expresiones equivalentes como “nunca, jamás etc.”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada